+54 387 4217579
info@cumbres.com.ar
+54 387 4217579
info@cumbres.com.ar

Saucony

Fundada por cuatro socios en 1989 como fábrica de calzado en Kutztown, un pueblecito de Pennsylvania. Saucony se propuso crear una zapatilla que ayudara a los atletas a correr mejor. Hoy es una de las marcas más reconocidas tanto en el maratón popular como a nivel profesional.

¿De dónde viene el nombre de Saucony?
En 1910 la historia de Saucony sólo había dado sus primeros pasos, pero ya fabricaban 800 pares de zapatos al día en su fabrica de dos pisos de Saucony Creek (arroyo Saucony) un nombre que procede de la expresión india saconk que, en la lengua de la tribu Lenni Lenape, significa “donde dos ríos corren juntos”.

La primera mitad del Siglo XX: el atletismo despega
En la primera mitad del siglo XX, el atletismo se popularizó y el número de atletas se multiplicó exponencialmente. En aquella época, no existian zapatillas de running como tal. La gente corría con zapatos con clavos o, simplemente, descalzos.
Saucony se propuso crear una zapatilla que ayudara a los atletas a correr mejor y en 1958 nació el primer modelo de la gama de zapatillas de running de Saucony, el Spike 7446.

Los 70: el atletismo y Saucony llegan al gran público
En los Juegos Olímpicos de 1972, el atleta americano Frank Shorter ganó la medalla de oro en la prueba de Maratón y esto desató una fiebre por el atletismo en Estados Unidos, donde el running se convirtió en un deporte de masas de la noche a la mañana.
Al mismo tiempo, Saucony pasó de ser una marca especializada que sólo conocían corredores y aficionados al atletismo a uno de los fabricantes más populares del país, donde sus zapatillas se pusieron de moda, no sólo para hacer ejercicio, sino como calzado casual.

Los 80: llega la tecnología
Durante los 80, las marcas empezarón a introducir algunos de los avances tecnológicos que hoy son habituales en las zapatillas de running. Saucony no se quedó atrás y lanzó algunos de sus modelos más míticos:
Las Saucony Trainer 80 fueron de las primeras zapatillas en contar con suela antideslizante y eliminar la plancha de cartón en la suela -habitual en el calzado deportivo de la época- cosiendo el upper directamente a la media suela para consiguir una zapatilla más ligera y natural.
En 1981, la Saucony Jazz fue la primera zapatilla de la historia de Saucony que incorporó las figuras triangulares en la suela, tan características de la marca y que podemos seguir viendo en los modelos más actuales.
En 1983, calzando unas Saucony, el neozelandes Rod Dixon ganó la Maratón de Nueva York con uno de los finales más espectaculares de la historia del atletismo.

Los 90 y el Siglo XXI: grandes cambios empresariales
En 2005, Saucony fue adquirida por la compañía de calzado Stride Rite Corporation, que a su vez fue adquirida en 2007 por Payless ShoeSource una cadena de zapaterias. Una época de grandes turbulencias empresariales que no sentaron demasiado bien a la marca hasta que esta resurgio gracias a la Saucony Kinvara.

La Saucony Kinvara fue la prionera del natural running, una tendencia que transformó todo el catálogo de Saucony y la industría del running entera


Fue diseñada con una inclinación de apenas 4mm desde el talón a la puntera, siendo la pionera de lo que luego se conocería como natural running, una tendencia que transformó todo el catálogo de Saucony y la industría del running entera.
Saucony hoy
Saucony es una de las marcas más reconocidas tanto en el maratón popular como a nivel profesional, donde patrocina a atletas como Lauryn WilliamsDeeDee Trotter o Molly Huddle.
La marca ha iniciado una tendencía que le ha llevado a bajar el drop medio de sus modelos más populares, de los 12mm hasta los 8mm para conseguir una pisada más natural. Saucony ha denominado a este tipo de diseño Geometry of Strong.